Madrid Metal

No sólo Madrid, no sólo Metal





 madridmetal.com en Twittermadridmetal.com en Facebookmadridmetal.com en Facebook 


CSS Validator


   

Trucos para cantar notas agudas
1.330 visitas
Madrid Metal

http://es.wikihow.com/cantar-notas-altas

Calienta tu voz. El calentamiento puede incluir tararear tu canción favorita. Otro buen ejercicio es murmurar tu tono más bajo, subirlo al más alto y volver a bajar. Hazlo como si fueses una sirena. Hazlo varias veces y deberías notar una diferencia. Es mejor calentar tu voz media antes de ir a los extremos.


¿Quieres saber más?
Regístrate para leer más artículos como este

Respira correctamente. Deberías respirar con tu diafragma, en otras palabras, cuando aspires tu estómago debería hincharse primero seguido de tu pecho. Estate recto.

Empieza en tu voz media y canta cada vez más alto. Sigue cantando subiendo y bajando escalas. Nunca fuerces tu voz, tu garganta no debería doler. Bebe suficiente agua.

Piensa en toda la frase que incluye la nota alta. Debes apoyar tu voz continuamente desde el principio, conectándola con las notas altas.

Prueba cantar haciendo como que lanzas un disco volador con energía.

Recuerda que las notas altas no están físicamente más arriba. Se originan en el mismo lugar que las otras notas. Evita mirar hacia arriba y piensa que la nota está lejos enfrente de ti, no encima.

Encuentra la modificación de la vocal. Cada voz tiene ciertas vocales que funcionan mejor diciéndolas en un tono más alto. Experimenta para saber cuáles funcionan mejor. No tengas miedo de hacer mezclas.

Bosteza en esas notas superiores. Cuando ensayes, no evites bostezar, subiendo a tu registro más alto. La posición de la boca es perfecta para dar esa entonación.

Repite. Repite hasta que tengas el resultado deseado.

Prueba cantar tu nota más alta y mantenerla. Después intenta la siguiente.

Tómate tu tiempo. Las notas altas no son fáciles, así que ve poco a poco.

Haz que un profesor de voz te ayude. Es más fácil que consigas algo con la ayuda de un profesional. Si no puedes acceder a él, tendrás que trabajar en casa. Estaría bien tener un instrumento que pueda sonar alto a tu lado. La mejor opción sería un piano o teclado si es posible.

Practica, practica y practica.

Si quieres que suene bien, cierra los ojos e imagina que coges la voz desde el fondo de tu garganta y la subes hasta tu cabeza.

Ten un espacio ancho en tu boca formando una o y con la lengua abajo.

No te desanimes. Probablemente no obtendrás los resultados que deseas la primera vez, pero la práctica hace al maestro.

No trates de forzar tu voz, puedes hacerte daño.

Recuerda, nunca podrás cantar más bajo de tu nota más baja, pero con la práctica suficiente, es posible extender tu registro hacia arriba. Deberías poder ascender dos octavas con duro trabajo.

Una manera fácil de saber si estás produciendo tus notas más altas es poniendo un dedo en tu laringe, y cantando una escala para ver si tu laringe se mueve hacia arriba. Si lo hace, es el método INCORRECTO.

Este es el fallo más común cometido por los cantantes amateur.

Lo mejor es que sepas cuál es tu escala. A los hombres les cuesta un tiempo construir la suya.

Si te duele la garganta, detente.

Una vez más, NUNCA fuerces tu voz. Puede resultar dañino para tus cuerdas vocales y puede ser permanente.

Trata de no comer o beber nada frío.

Fíjate en famosos que canten notas altas para ver qué hacen. Puede que veas algo que te ayude.

A pesar de la creencia popular, el té caliente y el limón son malos para tu voz. Cualquier cosa extremadamente fría o caliente dañará tu voz.

Si eres un cantante principiante, tómatelo con calma. Haz que suene natural.

Nunca estés en tensión. Tu cabeza debería estar en una posición normal y no deberías levantarla para conseguir notas altas.

Asegúrate de calentar tu voz. Te evitará dolores y mejorará.

No cantes demasiado si tienes dolor de garganta. Lo más seguro es que disminuya tu habilidad.

Si sientes cualquier dolor en tu garganta, para.

Si te gusta una canción pero no llegas a sus notas, bájala una octava. No te sientas avergonzado por ello.

La voz que oyes no es la misma que se proyecta. Prueba a grabarte y oírte para ver como suenas y mejorar en ese aspecto.

Lo más importante es que te concentres en cantar y cantar todo el día.



   



Comentarios